Escuchar activamente durante cada fase

El test de escucha psicológico es la base del entrenamiento de escucha. Los test de escucha revelan el modelo de audición del sujeto, su condición física, su nivel de energía, sus aptitudes en el lenguaje y la comunicación, y su capacidad de concentración. Un análisis minucioso de los test y de los objetivos personales del paciente permiten concebir un programa de escucha individual, compuesto de dos fases distintas:
 
Fase Pasiva:
 
En esta fase, la audición es  “pasivamente” estimulada por la música o la voz materna, filtrada electrónicamente y transmitida a las orejas y al hueso del cráneo del paciente gracias a unos auriculares especiales (=> microgimnasia de las orejas). La fase pasiva es exclusivamente receptiva.
 
Fase Activa:
 
En la fase activa, la lectura en voz alta y el canto son adjuntados a las sesiones de escucha. Esta fase es esencial para la implementación y la integración de los nuevos hábitos de escucha.
La duración y la intensidad de cada fase de escucha están adaptadas a las necesidades de cada  persona. Es importante establecer y mantener un programa de escucha regular.