Mozart-Brain-Lab es > Investigación/Documentaciòn

Investigación y desarrollo

En MBL no nos damos ni tregua ni descanso en el tratamiento terapéutico.
 
Fieles a la cita de dice: “Quien no avanza, retrocede”, el equipo de MBL no se duerme en los laureles sino que se consagra a la investigación, insiste y se esfuerza en mejorar en todos los campos de la terapia.
 
Un paso importante a nivel de desarrollo, sin duda alguna, ha sido el <Brain Activator> (Activador Cerebral), sucesor del legendario <Oído Electrónico> del Prof. Tomatis. Sin embargo, en MBL, trabajamos para mejorar permanentemente en otros aspectos, como en la grabación de sonido para su aplicación en la terapia.
 
También hacemos investigación: en un estudio publicado en el “Journal of Neurotherapy”, han sido demostrados los resultados de la APP/APF a través un análisis con el Brain Mapping (Mapa Cerebral).  En el año 2010, conjuntamente con Carmela Stillitano de Italia, MBL publicó un estudio en el cual la terapeuta, previamente formada en MBL, prueba que la voz de una persona-test mejoró claramente después de 14 días de tratamiento intensivo y continuo con el Brain Activator, asimismo los resultados de ese tratamiento fueron probados y documentados de modo visual: se grabaron imágenes correspondientes a cada una de las etapas de la evolución auditiva.
 
Actualmente Jozef Vervoort y su equipo se consagran a un estudio fundamental respecto de las posibles consecuencias, para el bebé, de trastornos psíquicos o físicos de la madre durante el embarazo y el parto. Con la ayuda de un cuestionario, tratan de establecer la relación entre las dificultades de aprendizaje, de desarrollo y de comportamiento del hijo respecto de las incidencias en la evolución del embarazo y el parto.
 
<El Oído Electrónico> es el centro de la terapia. Unos filtros especiales cambian la información de los sonidos y permiten un tratamiento de la escucha adaptado al oído más débil. Los músculos del oído medio se ejercitan a fin de que aprendan a adaptarse espontáneamente y automáticamente a la fuente sonora. Los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo son llamados a participar de modo individual, al tiempo que se educa el oído derecho para que se convierta en el oído de control.
 
Los soportes sonoros son música de Mozart (de ahí que se conozca como “terapia Mozart”), cantos gregorianos y unos textos leídos por la madre biológica.
 
El primer Oído Electrónico fue desarrollado en Paris, por el Profesor Tomatis y su equipo. Mozart-Brain-Lab de Sint-Truiden continuó su desarrollo y, desde el verano del año 2002, utiliza el nuevo <Brain Activator> en la terapia. Hoy las principales fuentes sonoras provienen de soportes musicales numéricos de alta resolución de 48 MHz y con una dinámica de 24 bits.